Seguridad Privada INCENDIOS EN INMUEBLES

.

¿QUÉ ES UN INCENDIO?

Es un fuego fuera de control, este tipo de incendios se pueden presentar de una manera instantánea o de manera gradual, los daños que pueden provocar van desde los materiales, la interrupción en los procesos de producción, la pérdida de vidas humas y afectación del medio ambiente.

El crecimiento demográfico, el desarrollo de la industria, el uso de sustancias inflamables peligrosas y la falta de precaución en su manejo, transporte y almacenamiento, ha contribuido a que haya un incremento de incendios en inmuebles ya sean edificios, instalaciones industriales, comerciales o deportivas, casa habitación o parcelas. 

¿POR QUÉ SE GENERA UN INCENDIO?

Existen fuegos forestales y fuegos urbanos, los que nos competen en materia de seguridad son los urbanos, estos incendios se generan de manera principal por las 

siguientes causas:

 Cortos circuitos en instalaciones defectuosas 

 Sobrecargas o falta de mantenimiento en sistemas eléctricos

 Fallas u operación inadecuada de aparatos electrodomésticos

 Falta de precaución en el uso de sustancias peligrosas y otros errores humanos

Para que se genere un incendio se necesitan tres componentes: 

1. Un combustible: son materiales que arden, ya sean en estado sólido (madrea, carbón mineral), líquido (petróleo, alcohol, gasolina) o en estado gaseoso (gas natural, gas gasógeno, hidrógeno). 

2. Un comburente: Oxigeno 

3. Energía de activación: Calor Para una mejor representación existe el Triángulo del Fuego o de Combustión.

 

COMO PREPARASE EN CASA

• Revise periódicamente la instalación eléctrica de su casa.

• No sobrecargue los enchufes con demasiadas clavijas, distribuya las cargas o solicite la instalación de circuitos adicionales.

• Tenga especial cuidado con parrillas eléctricas y aparatos de mayor consumo de energía.

• Evite improvisar empalmes en las conexiones.

• Antes de cualquier reparación de la instalación eléctrica, desconecte el interruptor general y compruebe la ausencia de energía.

• No conecte aparatos que se hayan humedecido y cuide que no se mojen las clavijas e instalaciones eléctricas.

• Revise periódicamente que los tanques, tuberías, mangueras y accesorios de gas estén en buenas condiciones. 

• En caso de fuga de gas, no encienda ni apague luces y ventile al máximo todas las habitaciones.

• Mantenga fuera del alcance de los niños: velas, veladoras, cerillos, encendedores y toda clase de material inflamable.

• Utilice los líquidos inflamables y aerosoles sólo en lugares ventilados, lejos de fuentes de calor y energía eléctrica.

• Procure contar con uno o más extintores en un lugar accesible.

• Antes de salir de su casa revise que los aparatos eléctricos estén apagados y de preferencia desconéctelos. Asimismo, cerciórese de que las llaves de la estufa estén cerradas y los pilotos encendidos. Si sale de viaje cierre las llaves de gas y desconecte la energía eléctrica.

• Siempre tenga a la mano los números telefónicos de los bomberos, Cruz Roja, Protección Civil y brigadas de auxilio.

EN SU CENTRO DE TRABAJO

• Recuerde que generalmente por descuido se puede producir un incendio.

• Cumpla con las medidas de seguridad establecidas.

• Solicite que periódicamente revisen la instalación eléctrica.

• No sobrecargue los enchufes con demasiados aparatos; distribuya las cargas o solicite la instalación de circuitos adicionales.

• No fume en zonas restringidas, ni dentro de los elevadores.

• Apague totalmente los cerillos y las colillas de los cigarros; no los arroje encendidos al cesto de la basura.

• Evite la acumulación de basura.

• Conozca la ubicación de los extintores, equipo contra incendio y alarmas y aprenda a utilizarlos.

• Identifique claramente las rutas de evacuación, las salidas de emergencia y los puntos de revisión.

• No obstaculice las salidas de emergencia, ni los lugares donde se encuentra el equipo contra incendios.

• Pida información a la unidad de Protección Civil de su centro de trabajo sobre el plan de emergencia en caso de incendio.

• Antes de salir de su lugar de trabajo, cerciórese de que no haya colillas encendidas y de que cafeteras, parrillas, ventiladores y otros aparatos eléctricos estén desconectados.

DURANTE INCENDIOS 

• Conserve la calma: procure tranquilizar a sus familiares o compañeros de trabajo.

• Si detecta fuego, calor o humo anormales, dé la voz de alarma inmediatamente.

• Si el fuego es de origen eléctrico, no intente apagarlo con agua.

• Los fuegos pequeños producidos por aceite o grasa ocurren generalmente en la cocina; en este caso sofóquelos con sal, con polvo de hornear o con bicarbonato. Si lo que se inflama es una sartén, póngale una tapa.

• Si el fuego tiende a extenderse, llame a los bomberos o a las brigadas de auxilio y siga sus instrucciones.

• Corte los suministros de energía eléctrica y de gas.

• No abra puertas ni ventanas, porque el fuego se extiende con el aire.

• En caso de evacuación, no corra, no grite, no empuje.

• No pierda tiempo buscando objetos personales.

• Diríjase a la puerta de salida que esté más alejada del fuego.

• Si hay gases y humo, desplácese a rastras y de ser posible tápese nariz y boca con un trapo húmedo.

• Ayude a salir a los niños, ancianos y personas con capacidades diferentes.

• Antes de abrir una puerta, toque la perilla o manija, o bien la superficie de la puerta; si está caliente no la abra, el fuego debe estar detrás de ella.

• No use los elevadores.

• Si se incendia su ropa, no corra; tírese al piso y ruede lentamente, de ser necesario cúbrase con una manta para apagar el fuego.

• En caso de que el fuego obstruya las salidas, no se desespere y aléjese lo más posible de las llamas, procure bloquear totalmente la entrada del humo, tapando las rendijas con trapos húmedos y llame la atención sobre su presencia para ser auxiliado a la brevedad.

• Al llegar los bomberos o las brigadas de auxilio, infórmeles si hay personas atrapadas.

DESPUÉS

• Una vez fuera del inmueble, aléjese lo más que pueda para no obstruir el trabajo de las brigadas de auxilio.

• No pase al área de siniestro hasta que las autoridades lo determinen.

• Que un técnico revise las instalaciones eléctricas y de gas, antes de conectar nuevamente la corriente y de utilizar la estufa y el calentador.

• Deseche alimentos, bebidas o medicinas que hayan estado expuestas al calor, al humo o al tizne del fuego.

• No vuelva a congelar los alimentos que se hayan descongelado.

Seguridad C.D. Mexico








Noticias de Interés

El registro de las empresas de Seguridad Privada ante la SSP-CDMX garantiza, entre otros:

La situación de los servicios en México tras el terremoto

Empresas de Seguridad Ilegales











Generador de Códigos QR Codes